Beto

Tiene un pasado territorial e intolerante con machos. Actualmente, no se ha probado con ninguno. Con hembras nunca ha tenido problemas. Le apasiona jugar con la pelota, pero es un perro más bien tranquilo. Positivo en leishmania.